Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Tus manos siempre ideales con las uñas de gel

A día de hoy no habrá mujer que no haya oído hablar de las uñas de gel Fuenlabrada a Cádiz pasando por París, son muchas las mujeres que lucen hoy en día en sus manos estas creaciones.

Es innegable que el resultado es espectacular, uñas largas, saludables, siempre perfectas, con un brillo que no se va nunca. Por ello cada vez son más chicas las que optan por esta técnica para lucir unas manos espectaculares.

Si te estás planteando la opción de probar a hacerte la y tienes alguna duda acerca del proceso, tipos y de cómo mantener tus uñas el máximo tiempo posible intactas sigue leyendo, te las  resolvemos todas.

 

¿Hay diferentes tipos de uñas de gel?

Sí, existen dos tipos, las uñas de gel blandas y las uñas de gel duro. Las primeras están pensadas para aquellas manos que no quieren alargar sus uñas y aplican una capa de gel para dar un aspecto más saludable a su uña. 

Las segundas son las más conocidas, son las que utilizan las chicas para alargar sus uñas porque las tienen estropeadas o se las muerden. Este gel se aplica a lo largo de toda la uña en una capa uniforme extendiendo la longitud de la uña.

 

¿En qué consiste el proceso?

El primer paso que nos harán una vez lleguemos a dónde nos vamos a aplicar las uñas de gel es limpiar nuestras uñas, limandolas y puliendo su superficie. Se retirará el polvo que haya quedado tras pulirlas, retirando también las cutículas.

Una vez terminado este paso se aplicará una capa fina de gel en cada uña, se pondrán las manos dentro del aparato de rayos UV durante un par de minutos para fijarlo. Realizaremos este proceso varias veces hasta conseguir el grosor que queramos de la uña.

Para el último paso reservaremos la aplicación de color, diferentes tipos de diseños o manicura francesa.

 

¿Cuáles son las ventajas de las uñas de gel?

Desde los salones de uñas de gel de Fuenlabrada hemos comprobado que estas hacen que nuestras uñas parezcan perfectas durante más de dos semanas.

Su aspecto es muchísimo más natural que el  de las uñas postizas.

Para las chicas que se muerden las uñas y quieren dejarlo esta técnica es idónea, además de que nuestra uña crecerá sana debajo del gel.

Su aplicación es rápida (una hora para ponerlas y minutos para los rellenos posteriores), sencilla y poco molesta (no desprenden ningún olor, al contrario que las uñas postizas).

 

¿Cómo puedo alargar su duración?

Las uñas de gel están pensadas para durar eternamente, algo que sucedería si nuestra uña no creciese. Pero también es inevitable que se despeguen con golpes, pierdan brillo, etc. 

Aunque sean más duras que las naturales no pueden aguantarlo todo, desde los golpes que sufren a diario a la exposición de productos de limpieza y agentes químicos. Es fácil de solucionar, en lugar de dejar de hacer las tareas opta por un par de guantes o usa un coat gel resistente cada par de días para reforzar la uña.

Hidrata tus cutículas con aceite acondicionador, así hidrataremos directamente la matriz de la uña ayudando a que nazca sana y fuerte. El aceite de kiwi y aguacate también es una muy buena opción, masajea tus uñas con este una vez al día y verás como crecen espectaculares.

Si las uñas de gel que te has puesto en centros de estética de Fuenlabrada se rompen o se despegan busca un pequeño bote de pegamento de uñas y aplica este con cuidado para fijar la uña. No arranques nunca la uña de gel  ya que estarás estropeando la queratina de tu uña.

Con estos consejos podremos llegar a lucir uñas perfectas hasta tres semanas, una vez pasado este tiempo podremos decidir si rellenar la parte que ha crecido o limar la uña de gel hasta que quede solamente la nuestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.