Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cada vez son más los hombres que se preocupan por su aspecto

Desde siempre se han atribuido los tratamientos de estética, belleza y los tratamientos corporales a las mujeres. Si que es cierto que hoy en día el mayor tanto por ciento de público que acude a cualquier centro de estética (como Adai) ha hacerse algún tratamiento son mujeres.

Quizás porque desde siempre su figura haya estado expuesta a la opinión de los demás, no hemos escuchado nunca en las televisiones criticar las ojeras de tal actor o cómo tiene la cara llena de puntos negros este otro.

Cuando una mujer se expone a los focos y a las miradas se le tiende a hacer un “repaso” de todo, desde su estilismo, peinado, piel de naranja, celulitis, flacidez, bolsas, poros… es indudable que frente a tal público quieran verse espectaculares siempre.

Pero los tiempos cambian (menos mal) y la liberación de la mujer también ha supuesto la  liberación del hombre con respecto a sus cuidados. Hace unas décadas un hombre que se preocupase por su aspecto sería señalado y llamado de todo, menos hombre.

Ahora es muy “normal” acudir a un gimnasio, aplicarse cremas para evitar el envejecimiento prematuro, cuidar la alimentación, el cabello e incluso hacerse tratamientos para seguir luciendo perfecto.

¿Cuáles son los tratamientos de belleza que más suelen pedir?

Empezaremos por los tratamientos faciales, a ellos también les encanta verse fenomenales en el espejo, por ello no dudan en acudir a centros y aplicarse mascarillas antiedad, multivitamínicas, que iluminan su rostro y hacen que los signos de la fatiga y la edad desaparezcan poco a poco.

La mesoterapia facial y la aplicación del ácido hialurónico ha aumentado en los últimos tiempos entre el género masculino, sobre todo para tapar y corregir las pequeñas marcas de expresión y arrugas tempranas que van apareciendo.

En cuanto al cuerpo encontraremos que acuden mucho pidiendo masajes drenantes y anticelulíticos. Masajes activos que se centran en las zonas corporales más propensas a acumular grasa como la zona abdominal inferior, los flancos o la parte inferior de la espalda.

Con ellos consiguen redefinir su silueta y perder centímetros gracias a las propiedades drenantes de las cremas que se aplican y de la acción del masaje.

Otro de los tratamientos que más suelen contratar es la depilación láser, tanto de piernas, axilas, pecho y espalda. Atrás quedó el estereotipo de hombre velludo, se llevan los torsos impolutos y brillantes.

Ellos lo saben, y mejor que optar por la antiestética cuchilla o la dolorosa cera cada mes deciden realizarse un tratamiento de láser. En unos meses no tendrán ningún problema a la hora de ir a la playa o ir al gimnasio y quitarse la camiseta.

Los tratamientos antiestrías también son muy demandados, no solamente las mujeres padecemos esta pesadilla. Ellos también, al perder peso, o ganar volumen rápidamente con el gimnasio y el deporte la piel se tensa más de lo normal y se “rompe” causando las tan odiadas estrías.

Por último, aunque no menos demandado, encontramos los tratamientos corporales anticelulíticos como la presoterapia o la mesoterapia. Gracias a los cuales eliminan la celulitis de zonas concretas, evitan la retención de líquidos y devuelven a su piel la tersura deseada.

Como vemos a ellos tampoco les basta con acudir al gimnasio y cuidar su alimentación, hay veces que nuestro cuerpo necesita una pequeña ayuda para convertirse en lo que realmente queremos que sea.

El paso del  tiempo, el trabajo, los excesos, el estrés también afectan a su fisionomía y por mucho que lo nieguen algunos también se quedan horas delante del espejo intentando averiguar los trucos para prevenir los signos de la edad, el trabajo en exceso y la falta de sueño.

Por ello cada vez más centros de estética ofrecen tratamientos faciales y tratamientos corporales orientados específicamente a las necesidades de los  hombres y a las características de su cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.