Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Técnicas usadas en la cirugía refractiva corneal

 

La cirugía ocular ha ido perfeccionándose, en la actualidad se sutilizan dos técnicas para realizar cirugía refractaria corneal, que permite la corrección de distintas estas tipas de cirugía es practicada por especialista capacitados para ello, aquí describiremos las dos, de una manera detallada.

 Las dos técnicas utilizadas en la cirugía refractiva corneal

Técnica LASIK

La técnica que más se utiliza, o con más frecuencia es esta. Esta cirugía refractaria corneal  consiste en cambiar la forma de la cornea para cambiar la refracción o graduación total del ojo.

El tejido corneal está compuesto de varias capas, en la cirugía estas capas son separadas de formas mecánica o con un láser de femtosegundo, una vez separadas se aplica otro laser excimer que es el encargado de modelar la córnea para corregir las dioptrías.

Una vez hecho la zona afectada se debe recubrir la zona tratada con el fla corneal, no hay necesidad de colocar, de esa forma se restablece la superficie ocular normal.

Este avanzado láser excimer permite realizar tratamientos personalizados para aumentar la precisión en la corrección y mejorar la calidad visual, además de respetar de forma más eficiente el espesor de la córnea.

La cirugía refractiva LASIK se realiza con anestesia tópica, su duración es de pocos minutos y no produce dolor, lo mejor es que la recuperación de la vista es casi inmediata.

El paciente estará en capacidad de realizar sus labores habituales, sin necesidad de utilizar lentes correctivos, unas horas luego de la intervención.

Técnica PRK

Con esta novedosa técnica, el láser es aplicado de forma directa, sobre la superficie externa de la córnea para esculpir una nueva superficie óptica bajo el epitelio.

Esta cirugía se llama queratectomía fotorrefractiva (PRK) con láser excimer, consiste en una técnica quirúrgica mediante la cual se realiza la corrección de las dioptrías con ablación superficial corneal.

Esta técnica ofrece muchas ventajas Las principales ventajas de la PRK son su simplicidad, seguridad (no necesita corte corneal) y precisión. Sin embargo, al final del tratamiento deja un área corneal denudada de su epitelio, el cual debe regenerarse.

Esto puede provocar molestias postoperatorias durante los primeros días. La PRK puede ser preferible en algunos casos, sobre todo para corregir miopías bajas y en casos de opacidades corneales superficiales que se quieran eliminar.

Si debes someterte a una cirugía refractaria corneal, ya tienes la información que te permitirá tomar la mejor decisión de la mano de especialistas en la materia ¡úsala y cuéntanos tu experiencia!

 

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.